Un estudio elaborado este año por la Federación Nacional de Gestión Humana reveló que el 98% de las organizaciones del país ha implementado el teletrabajo, en mayor o menor medida, durante la pandemia. Lo mismo ha ocurrido con las instituciones educativas. De esta manera, millones de trabajadores y estudiantes han pasado, en un parpadeo, de la presencialidad a la virtualidad.
Esta situación ha revelado los riesgos para la salud que supone trabajar y estudiar desde casa. De hecho, no son pocas las personas que han sentido nuevos dolores por causa del “home office” y de malas prácticas asociadas, como las posturas incorrectas, el sedentarismo y la falta de pausas activas y ejercicio físico.

Lo que no muchos saben es que varios de estos dolores tienen un componente neuropático, es decir, están asociados a daños en los nervios. Ahí es donde entra en acción la vitamina B, fundamental para el cuidado del sistema nervioso.

Previous Post

Next Post

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *