Vía @CDNCOL
www.cdncol.com

Hace algunas semanas el ambiente en la Casa Blanca era de celebración.

Tras varios meses de una exitosa campaña de vacunación, las estadísticas de contagios y muertes por covid-19 estaban en franco retroceso y hasta el propio presidente Joe Biden declaró que el 4 de julio, además de la independencia de EE. UU., conmemoraban también la emancipación de una pandemia que puso al país de rodillas por más de 15 meses.

Pero delta, la hípercontagiosa variante del coronavirus que ahora recorre EE.UU., les ha aguado la fiesta.
el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) volvió a recomendar el uso de máscaras en espacios cerrados incluso para personas ya vacunadas, una medida que habían levantado desde mayo cuando los números lucían mejor y todavía no existía evidencia concreta sobre el poderío de delta.

De acuerdo con las cifras más actualizadas, los contagios en EE. UU. se han quintuplicado en el último mes: de menos de 12.000 a mediados de junio a un promedio de 60.000 diarios en esta última semana. Este lunes, de hecho, la cifra llegó a 90.000. Las muertes asociadas con covid también están al alza. De unas 250 diarias el mes pasado a más de 350 en los últimos días.

A diferencia de las primeras oleadas o picos, esta que viene desatando delta es diferente. En primer lugar, casi el 97 por ciento de los nuevos contagios y muertes se vienen registrando entre la población de no vacunados. Toda una ironía pues en EE. UU., pese a existir vacunas disponibles para todo el que quiera, solo el 50 por ciento de la población está inmunizada plenamente.

El embate de la variante, además, está localizado primordialme

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *