Por @cdncol

El ‘squirt’ es un término sexual que ha ganado mucha popularidad en los últimos años. En algunas partes se define como la ‘eyaculación femenina’, pero los expertos indican que son dos cosas totalmente diferentes.
Lo primero que hay que dejar claro es de dónde viene el concepto. Según la médica cirujana con posgrado en sexología clínica y terapia de pareja de Profamilia, María Camila Rodríguez Guzmán, la ‘culpable’ del auge del ‘squirt’ es la pornografía.

“Esta industria lo ha generalizado y lo ha exagerado, por lo que confunde a las personas y no aporta a su educación sexual”, dijo.

(También le puede interesar: ¿Cómo se afecta su vida amorosa por el coronavirus?).

La experta, además, agregó que “la pornografía ha vendido la idea de que lo único que importa es el orgasmo y las parejas descuidan la importancia de cada una de las etapas de la relación sexual”.

“Hay casos de mujeres que creen que son anorgásmicas (dificultad habitual para alcanzar el orgasmo) porque no producen el ‘squirt’ o las reacciones exageradas del porno, pero eso no es verdad: al orgasmo se llega a la manera de cada una”, sostuvo.

Pero, entonces, ¿el ‘squirt’ es una forma de orgasmo o cómo es la cuestión? A continuación, se lo explicamos.
La eyaculación femenina ocurre por la contracción de las glándulas de Skene que se encuentran en la uretra. Según el médico Rosero, así como se presenta durante el orgasmo, en algunos casos también aparece antes del mismo.

Esther Balac, columnista de sexo de EL TIEMPO, explicó que en la eyaculación femenina se secretan “unos pocos milímetros de líquido lechoso y espeso producido por unas células que remedan lo que en el hombre sería la próstata”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *