Compartir en:

Una emergencia de salud pública de interés internacional (PHEIC, por sus siglas en inglés) es la máxima alerta que la OMS puede emitir.

Según explica la organización en su página web, la emergencia se declara cuando se presenta «un evento extraordinario que se determina que constituye un riesgo para la salud pública de otros estados a través de la propagación internacional de enfermedades y que potencialmente requiere una respuesta internacional coordinada».

Y esto implica que el evento cumpla con tres características. Primero que se considere grave, repentino, inusual o inesperado; segundo, que tenga implicaciones para la salud pública más allá de la frontera nacional del Estado afectado; y, por último, que pueda requerir una acción internacional inmediata.

En el caso de la viruela del mono, esa alerta era un asunto pendiente que le valió a la OMS algunas críticas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *